fbpx

Colegio Nuestra Señora del Rosario

Escuela de Padres

La escuela de padres nace como una necesidad social enfocado en la estructuración del hogar, reflexión axiológica, orientación y enseñanza a las familias Rosaristas, por tal razón es considerado un excelente instrumento para propiciar en padres y madres los contenidos y la formación necesaria para el desarrollo óptimo de niños, niñas y adolescentes.

¿Qué es?

Es un lugar de encuentro para intercambiar experiencias y reflexionar.

  • Un medio para depurar hábitos incorrectos en los padres (autoeducación)
  • Una herramienta para mejorar la calidad educativa en la familia
  • Requieren una asistencia sistemática y una programación

Para que una Escuela de Padres sea considerada como tal, entre otros aspectos, requiere:

  • La implicación activa de toda la comunidad educativa Rosarista.
  • Una programación y evaluación.
  • Compromiso de las personas que quieran asistir.
  • Asistencia técnica.
  • Trabajo en pequeños grupos, dirigidos por un monitor.

Asesoramiento a Docentes

Colabora con ellos/as en diversos temas como: análisis de situaciones escolares problemáticas y soluciones, comprensión de los procesos de enseñanza-aprendizaje en relación a contenidos curriculares específicos, estrategias que favorecen el aprendizaje significativo, programas de atención a la diversidad del alumnado, etc.

Escuela de padres

La escuela de padres nace como una necesidad social enfocado en la estructuración del hogar, reflexión axiológica, orientación y enseñanza a las familias Rosaristas, por tal razón es considerado un excelente instrumento para propiciar en padres y madres los contenidos y la formación necesaria para el desarrollo óptimo de niños, niñas y adolescentes.

¿Qué es?

Es un lugar de encuentro para intercambiar experiencias y reflexionar.

  • Un medio para depurar hábitos incorrectos en los padres (autoeducación)
  • Una herramienta para mejorar la calidad educativa en la familia
  • Requieren una asistencia sistemática y una programación

Para que una Escuela de Padres sea considerada como tal, entre otros aspectos, requiere:

  • La implicación activa de toda la comunidad educativa Rosarista.
  • Una programación y evaluación.
  • Compromiso de las personas que quieran asistir.
  • Asistencia técnica.
  • Trabajo en pequeños grupos, dirigidos por un monitor.