fbpx

Colegio Nuestra Señora del Rosario

Protocolo de prevención y actuación ante posibles casos de Acoso Escolar

El acoso escolar, es la intimidación y el maltrato entre escolares de forma repetida y mantenida en el tiempo, con la intención de humillar y someter abusivamente a una persona indefensa por parte de otra acosadora o de un grupo, a través de agresiones físicas, verbales y sociales con resultados de intimidación psicológica y rechazo grupal.

PREVENCIÓN

El proyecto de vida Tiene como fin proporcionar pautas de relación positivas y de mejora de la convivencia a partir de buenas relaciones, el amor y respeto. Se trabaja cuando el acoso todavía u otra situación no ha ocurrido y evitar su aparición.

  • Promover el desarrollo de conocimientos y habilidades socio afectivas para prevenir, comunicar y enfrentar situaciones de acoso escolar y otras.
  • Desarrollar habilidades para establecer relaciones de amistad basadas en el respeto mutuo.
  • Prestar atención a los niños que no participan del grupo para fortalecer sus habilidades sociales.
  • Facilitar mecanismos para que los alumnos comuniquen situaciones de maltrato o violencia.

Informar a la familia para que estén atentas a posibles cambios en el comportamiento de su hijo.

PLAN DE ACCIÓN FRENTE A LAS SITUACIONES DE BULLYING O ACOSO ESCOLAR

 El protocolo considera las siguientes acciones:

Evaluar la información:

Averiguar, entrevistar y recopilar información por parte de la coordinación  de Convivencia Escolar, directivos, profesor, cuerpo docente u otros.

Registrar la información en el observador del estudiante.

Informar al Comité Escolar de Convivencia de la situación y de las acciones a tomar, si lo amerita.

Evaluar la información:

Aplicar protocolo por parte del equipo de Convivencia Escolar una vez confirmada la situación de bullying.

Acogida y protección de los afectados:

Acogida a los afectados, dejando claramente establecido que el colegio no ampara ni permite estas conductas y que serán protegidos.

Conversar con los involucrados durante la jornada escolar para recabar información.

Contactar inmediatamente a los padres y/o apoderados del alumno afectado para comunicarles que se está tratando el problema y que se les mantendrá informados.

Entrevista con agresor o agresores:

Conversar con el agresor para informarse de la situación desde su punto de vista y evaluar el grado de conciencia respecto a lo sucedido.

Clarificar que el colegio NO acepta ni ampara situaciones de agresiones, malos tratos, etc.

Informar a los involucrados de las consecuencias de sus acciones.

Reportar y determinar medidas a tomar frente a la situación ocurrida:

Decidir las sanciones y medidas reparatorias por parte del Comité de Convivencia Escolar, basados en el Manual de Convivencia.

Informar de los hechos a los acudientes:

Citar, por separado, a una entrevista con el coordinador de Convivencia Escolar a los acudientes del o los afectados y del agresor o agresores, para comunicar la situación ocurrida.

Informar acerca de las sanciones y reparaciones que el estudiante agresor debe realizar.

 Dejar en claro a los padres que el colegio NO acepta ni ampara situaciones de agresiones por muy menores que estas se estimen.

Solicitar a los acudientes que conversen con sus hijos sobre el tema y les hagan ver la gravedad de lo ocurrido y la importancia de establecer buenas relaciones con los demás aportando a una buena convivencia en comunidad.

Registrar y firmar entrevista con los padres.  

Aplicación de sanciones y seguimiento de la situación:

Aplicar las sanciones manteniendo supervisión y seguimiento de ellas.

Mantener seguimiento de tratamientos de los estudiantes involucrados con especialista en caso que corresponda.

Sanciones y medidas remediales en el caso de los agresores:
Acciones y estrategias pedagógicas: Situaciones de tipo II (graves)
  1. Suspensión pedagógica que implica el retiro temporal del aula de clase para que el estudiante realice una tarea específica que le permita remediar la falta cometida.
  2. Reto Institucional en el cual el estudiante debe preparar una actividad donde demuestre su cambio de actitud.
  3. Recordar con el estudiante las normas contempladas en el manual de convivencia que se relacionan con la falta cometida.
  4. Establecer compromiso para su respectivo seguimiento.
  5. Afectación en la nota de convivencia y pérdida del derecho a recibir estímulos.
Correctivos y/o Consecuencias: Situaciones de tipo II (graves)
  1. Después de seguir el protocolo para las faltas graves de Tipo II se procederá así:

    1. Registro en el observador del estudiante con los respectivos descargos: Se hace una descripción de la falta cometida, debe contener el compromiso de la no reiteración de la falta y la aplicación de la consecuencia. El docente o persona que informa sobre la falta debe firmar con letra clara el reporte.
    2. Citación a los padres de familia: La coordinación de convivencia citará a los padres y/o acudientes del estudiante para informarles sobre la falta cometida, el proceso psicológico iniciado y la consecuencia a que da lugar la falta cometida.
    3. Remisión a psicología: El profesional estudiará el caso del estudiante y ofrecerá una alternativa para él y su familia, esto en caso de ser necesario.
    4. Comité de convivencia Escolar se reunirá para revisar y analizar el caso y de comprobarse incumplimiento del compromiso de responsabilidad, el estudiante perderá el derecho a continuar en el colegio.
Responsable del proceso: Situaciones de tipo II (graves)
  1. Docente o persona que presenció el hecho
  2. Asesor de curso
  3. Coordinador de convivencia
  4. Comité de convivencia escolar.
  5.