fbpx

Colegio Nuestra Señora del Rosario

Octubre: Artículo de Psicología

¿Cómo manejar el estrés?

El estrés es la forma como responde su cuerpo a un desafío percibido. Es una reacción humana normal que puede venir de fuentes físicas, mentales o emocionales. Ciertamente, las formas positivas de estrés pueden ayudar a motivar a una persona para cumplir con una meta. Las formas negativas de estrés ocurren cuando el estrés se mantiene durante un período prolongado y eventualmente afecta la salud y bienestar de una persona.

Cuando usted o su hijo experimentan el estrés, su cuerpo puede responder de varias formas. Por ejemplo, el corazón puede sentirse como que late más rápido o los músculos pueden estar tensos.

¿Cuáles son las señales comunes del estrés?

Las personas sienten el estrés de varias maneras:

Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Dificultad para dormir
  • Dolor de estómago
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Menos actividad
  • Dolor de cabeza
  • Acidez estomacal
  • Diarrea
  • Retraimiento y no querer socializar

¿Cuáles son las formas de manejar el estrés?

No solo el cuerpo y la mente reaccionan al estrés sino reaccionan entre sí. Usted puede manejar el estrés por medio de actividades físicas o mentales, o una combinación de ambas. No hay ninguna manera que sea la mejor, así que intente algunas actividades y observe lo que funciona mejor para su hijo y usted.

Las siguientes son algunas estrategias que puede considerar:

  • Actividad física: El ejercicio ayudará a liberar la tensión y mantenerlo en buena condición física
  • Respiración profunda: Inhale a través de su nariz y empuje hacia afuera su estómago a medida que respira el aire hacia adentro. Sostenga la respiración durante unos pocos segundos y luego deje salir el aire por la boca. Imagine que está sacando así la tensión. Respire de esta forma, hacia adentro y hacia afuera, hasta que se sienta más relajada
  • Relajación muscular: Empiece con la parte superior de su cuerpo y trabaje hacia abajo con cada grupo mayor de músculos. Apriete, sostenga y libere cada grupo de músculos a medida que trabaja hacia los dedos de los pies
  • Actividades de relajación: Actividades tales como meditación, masaje o escuchar música pueden ayudarlo a relajarse y reducir el estrés
  • Yoga: La respiración guiada, fortalecimiento y estiramiento a través de las posiciones de yoga pueden ayudar a fortalecer los músculos y para que se relaje y reduzca el estrés
  • Animales: Tener una mascota puede ayudarlo a relajarse. Tan solo acariciar a un gato o sacar a caminar a un perro puede ayudar a reducir el estrés

Otras estrategias de manejo del estrés que puede intentar

  • Exprese sus emociones. Comparta sus pensamientos y emociones con sus familiares y amigos
  • Intente mantener el resto de su vida lo más normal posible. Esto es particularmente cierto durante una crisis
  • Manténgase involucrado con amigos y grupos. Disfrute una vida social activa
  • Cuídese. Coma una dieta saludable, duerma lo que necesita, manténgase activo físicamente y relájese
  • Sea proactivo. Hable sobre lo que le provoca el estrés; exprese sus necesidades claramente a su familia, amigos y su equipo de atención médica
  • Ríase. La risa puede ayudar a mantener el estrés en perspectiva.

Cómo ayudar a su hijo a sobreponerse al estrés

Los niños experimentan muchos cambios a lo largo de su niñez, tales como una nueva escuela o un nuevo vecindario. A medida que los niños crecen, sus cuerpos también cambian. La pubertad puede ser un tiempo particularmente estresante para muchos niños. Ellos pueden necesitar ayuda para manejar estos y otros factores estresantes.

Las señales de estrés en los niños son muy similares a las de los adultos. Un niño puede quejarse de dolores de estómago y puede ser que no quiera ir a la escuela.

Los siguientes son algunos ejemplos de lo que puede hacer para ayudar a su hijo:

  • Desarrolle capacidad de recuperación: A través de la vida, los niños pequeños tienen mayor capacidad de recuperación si se apegan por lo menos a un adulto significativo. Poder confiar en un adulto significativo por lo menos proporciona la confianza necesaria para superar los eventos estresantes. Un apego seguro con alguien es particularmente crucial cuando un niño está enfermo. Los niños buscarán a la persona que los hace sentir seguros y protegidos. El estrés ocurre cuando esa persona no está disponible física o emocionalmente. Para ayudar a su hijo a sobreponerse a los momentos estresantes, demuéstrele que usted puede hacerlo sentir seguro y protegido
  • Escuche a su hijo: Pida a su hijo que le diga qué está pasando. Escuche atentamente con cariño, paciencia y sinceridad para que pueda entender bien lo que está provocando el estrés de su hijo. Permita que su hijo exprese sus sentimientos e inquietudes para que pueda abordarlos y hacer que su hijo se sienta más seguro. Facilite un ambiente de comunicación abierta para que su hijo pueda hablar sobre lo que le molesta
  • Fomente actividades divertidas: Anime a su hijo a participar en actividades placenteras, especialmente durante los momentos de mayor estrés. Las actividades como juegos, deportes, música y arte pueden ayudar a su hijo a no pensar en lo que le provoca estrés
  • Mantenga un horario constante: Los niños generalmente están mejor cuando pueden predecir un horario de rutina. La constancia en los eventos diarios como las comidas, tareas escolares y horario para dormir pueden ayudar a un niño a sentirse más seguro y a sobreponerse mejor al estrés
  • Desarrolle la autoestima: Ayude a su hijo a desarrollar la autoestima dándole oportunidades para tomar decisiones y tener responsabilidades desde pequeño. Ayude a su hijo a desarrollar intereses y destrezas en áreas en las que pueda tener éxito. Un fuerte sentido de autoestima ayudará a su hijo a sobreponerse a los momentos estresantes.

¿Cuándo hay que buscar ayuda?

Su hijo o usted pueden experimentar señales y síntomas que indican que es el momento de buscar ayuda profesional. Si su hijo o usted continúan sintiendo tensión crónica, confusión, vacío, pérdida de control o agotamiento y tienen síntomas físicos, es el momento de hablar con un profesional de atención médica.

Otros síntomas que indican la necesidad de ayuda profesional incluyen:

  • Tener pesadillas y dormir mal
  • Tener cambios serios del estado de ánimo
  • Comer demasiado o muy poco
  • No tener a nadie con quien compartir lo que siente
  • Sentir que no puede pensar, experimentar o reaccionar normalmente y no poder levantarse y enfrentar un nuevo día

Si su hijo o usted se sienten demasiado estresados, hay una cantidad de personas con quienes pueden acercarse para obtener ayuda adicional. Primero, asegúrese de hablar con miembros de la familia sobre cómo se siente su hijo o usted. También puede hablar con su equipo de atención médica en el Centro de Tratamiento de Hemofilia (HTC). El equipo puede darle recomendaciones más específicas sobre cómo manejar los factores de estrés específicos de manera efectiva.

Recuerde que cuenta con  el departamento de Psicología del Colegio, somo un equipo dispuesto a escucharle y orientarle  en el manejo  de situaciones que  le generen estrés tanto a usted como al estudiante.

Tomado de

https://stepsforliving.hemophilia.org/es/primer-paso/vida-familiar/como-manejar-el-estres

Departamento de Psicología ColRosario Cali

«En ColRosario Soy Feliz»